Elecciones a la rusa

16 Sep

oe-2016El domingo hay elecciones en Rusia y una moscovita de clase acomodada, titulada universitaria, me admitió ayer que solo conoce a dos de los cuatro partidos en el Parlamento, Duma. “El de Putin, porque gobierna, y el de Zhirinovsky, por sus payasadas”. De los otros dos partidos no sabe ni el color político ni el nombre de su líder. Zhirinovsky, el de las payasadas, dijo hace algunos años lo siguiente de Condoleezza Rice, jefa de Exteriores estadounidense: “Es una puta negra que necesita una buena polla. Que nos la envíen aquí, una división de nuestro ejército la hará feliz una noche en un barracón, hasta que se ahogue en esperma ruso y le salga por las orejas”. El partido que lidera, LDPR, obtuvo un 9% de votos en las últimas elecciones y espera al menos repetir resultado el domingo.

Rusia, eso sí, ha superado ya la marranada de empapelar las calles durante la campaña, esa guerra tan española y trasnochada de ‘la tiene más grande quien más carteles pegue’… aunque no sirvan para nada. Un clásico que sí permanece son las inauguraciones de mobiliario urbano y obra pública en los días previos a los comicios, ya saben, para que los candidatos del partido en el poder se tiren la foto. Moscú luce hoy radiante tras todo el verano polvoriento por obras, hay nuevas zonas peatonales en el centro y una segunda línea circular de metro.

Tengo marcado a fuego un reportaje en la televisión estatal, en las noticias de hora punta. La típica pieza de previa sobre cómo se viven las elecciones en distintos sectores, y ese día tocó el ejército. Un joven soldado reconoció abiertamente y sin circunloquios que votan lo que les dictan sus superiores, “nosotros no estamos preparados para tomar una decisión así”. Para manejar lanzaderas de misiles intercontinentales imaginamos que sí están preparados… La cuestión no es baladí si tenemos en cuenta que el ejército ruso tiene un millón de soldados en activo y otros dos millones en reserva. En realidad, lo que me sorprendió no fue la afirmación del pobre muchacho, sino que el editor del canal estatal lo sacase en antena y ni se molestase en elegir otro testimonio. ¿Tan asumido y enraizado está el fraude electoral?

Según una encuesta reciente, más de la mitad de los rusos asume que efectivamente habrá fraude en las elecciones del domingo y uno de cada cuatro vendería su voto por un billete de 5.000 rublos (70 euros). La cuestión alcanza sus picos entre el funcionariado, especialmente de provincias. Una práctica habitual es la de jefes que exigen a sus empleados tirarse una foto con el móvil, a modo de prueba, depositando el voto en la urna con la papeleta del partido oficialista. Una exigencia que en algunos casos no se limita al funcionario sino que aplica a toda su familia, esposa e hijos en edad de votar. La fiesta de la democracia, vaya.

Anuncios

Una respuesta to “Elecciones a la rusa”

  1. Sergio octubre 1, 2016 a 8:00 am #

    Estupendo, como siempre…nos acercas muy bien a la auténtica rusia…no obstante, que nadie se sorprenda…lo mismo ocurre en España. Sí, lo mismo…me acuerdo de ver en andalucia autobuses y autobuses llenos de jubilados a los que cierto partido les pagaba el paseo más un bocadillo y bebidas gratis y vuelta al pueblo después de la consigna y ordenes de votar al mismo partido que les pago la excursión, el bocadillo, la bebida, el PER, la pensión y todos los subsidios posibles…
    En fin, como la vida misma…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s