Rescoldos de la Guerra Fría

13 Sep

20160908_125704En la taquilla donde compro la entrada se venden también suvenires, en su mayoría de Stalin, que mandó construir el búnker en 1950 porque su antiguo refugio antiaéreo no servía para la era nuclear. “Su padre fue un zapatero alcoholizado que levantaba la mano en casa. Él ganó la II Guerra Mundial y convirtió a la URSS en una potencia nuclear, sin embargo, ya veis, algunos le acusan ahora de una supuesta represión sangrienta”, alecciona el guía, que viste uniforme militar y al que suponemos un demócrata convencido.

El museo, donde la entrada para extranjeros cuesta el doble (30 euracos), está “orientado a educar a la juventud en el patriotismo”, según reza la web oficial. Se calcula que solo en Moscú haya unos 200 búnkeres nucleares, conectados por una red de metro secundaria. La mayoría estaría todavía en activo, por lo que su existencia y ubicación sigue siendo secreto de Estado, pese a que la guerra fría terminó hace cuarto de siglo. El de Taganka, a solo 2,5kms del Kremlin, no es secreto porque quedó obsoleto y en 2006 fue vendido por 1,7mill€ a una empresa privada, que además del museo montó un restaurante-karaoke (¡!).

La entrada, a través de una casa de calculada apariencia corriente, tiene muros de 10 metros de ancho y la primera estancia es una sala de descontaminación nuclear. El búnker en sí se encuentra a 65 metros de profundidad, el equivalente a un edificio de 18 pisos, que toca bajar y subir a pie. “El ascensor está reservado a los discapacitados”, explica el simpático guía, joven y sano, que sube y baja por supuesto en ascensor. Todo muy soviético. Aunque Stalin nunca llegó a ver construido su búnker, pues murió tres años antes, el museo le ha dedicado una de las estancias, con un maniquí sentado en su mesa de trabajo. “Tenía un sofá en el despacho para echarse la siesta y una mesa con un tablero de ajedrez. Le gustaba jugar con sus agentes de seguridad, que debían dejarse ganar siempre”, relata el demócrata.

20160908_130211

En la construcción del lugar se empleó a los mejores obreros del metro de Moscú, bajo una estricta cláusula de confidencialidad. El recinto consiste en 7.000 metros cuadrados divididos en 4 secciones (mando, comunicación, dormitorios y suministro), en forma de cilindros de acero de 9 metros de diámetro. Por seguridad y paranoia, la mayoría de los empleados desconocían el verdadero tamaño del búnker, su estructura y funcionamiento, y su labor se limitaba a responder al teléfono y presionar el botón rojo o negro. Los invitados ocasionales llegaban y salían con los ojos vendados para mantener en secreto la ubicación.

Junto al centro de mando había un despacho reservado a Yuri Levitan, cuyos partes radiofónicos durante la IIGM sostuvieron la moral soviética, tanto, que Hitler le proclamó objetivo nº1 de la campaña rusa, por delante incluso de Stalin. Con el tiempo se convirtió en la voz del régimen, reservada para los grandes anuncios, como la muerte de Stalin o el primer viaje del hombre al espacio, unas alocuciones que comenzaban invariablemente con el célebre “Vnimanye, gavarit Moskvá” = “Atención, habla Moscú”.

El búnker tenía almacenadas 20 toneladas de víveres, pensadas para acoger al estado mayor (3.000 personas) durante 30 días, que es “lo que se calculaba llevaría ganar la guerra nuclear a los americanos”. En realidad solo entró en servicio una vez, en la crisis de los misiles de Cuba, 1962. Funcionó a pleno rendimiento durante 10 días y aquí se tomó la decisión de recular en la instalación de misiles en la isla. En el centro de mando están expuestos cuatro modelos de misiles nucleares a escala, el primero de ellos, el R-7 Semiorka, fue diseñado por Karalióv, el genio de la cosmonáutica soviética, y “podía alcanzar EEUU en 33 minutos”. Rusia llegó a tener hasta 360 de sus misiles más potentes, los Topol, “suficientes para destruir todo rastro de vida en América, desde Argentina hasta Alaska”, presume el guía. “Hoy quedan solo 78”. Reconfortante, ¿verdad?

20160905_175714

Anuncios

4 comentarios to “Rescoldos de la Guerra Fría”

  1. Alfonso septiembre 13, 2016 a 7:57 pm #

    Sarcasmo por sarcasmo: ¿Has visitado algún bunker antinuclear en los USA?
    Yo tampoco.
    Siguen sin ser públicos.
    Supongo que los inexistentes guías norteamericanos sean tan demócratas convencidos como los rusos.
    Quizá un día podamos visitar Guantánamo, como quien visita Auschwitz….

    • karusito83 septiembre 14, 2016 a 8:52 am #

      No he estado nunca en USA . Si viviese allí, tendría un blog que se llamaría ‘Crónicas yankis’ y habría escrito una entrada en términos similares, dado que imagino que allí también debe haber igual o más búnkeres nucleares que en Rusia. Pero es solo una suposición, ni siquiera he investigado sobre el tema. Vivo en Moscú, lo que he conocido es esto y es a lo que me limito. Si buscas perspectiva histórica-internacional has caído en el sitio equivocado. ¿Sarcasmo? Soy un españolito impresionable, de Colmenar Viejo, donde tenemos vacas, alcaldes corruptos y cosas mundanas por el estilo. Me tendrás que disculpar si me llama la atención en el año 2016 un tipo presumiendo de misiles nucleares y defendiendo abiertamente a Stalin

      • Vlady noviembre 24, 2016 a 11:42 am #

        Cuánta razón, camarada, cuánta razón tienes…

  2. Vlady noviembre 24, 2016 a 11:44 am #

    ¿Por supuesto que la guerra fría está más caliente que nunca. Te crees que lo de Ucrania, Siria o Libia es casualidad? ¿Te crees que la OTAN, incluida España, patrulla las fronteras rusas por casualidad? ¿Te crees que la base de Rota en España donde se encuentran los radares de alerta temprana es casualidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s