El deporte como herramienta de cohesión

9 Ago


La mayoría de medallas rusas en los 10 primeros días de Juegos Olímpicos tuvieron acento caucásico. Deportistas procedentes de algunas de las regiones más inestables no sólo de Rusia, sino quizá de todo el planeta: Daguestán, Chechenia, Osetia… Territorios con aspiraciones independentistas pero de interés estratégico por sus reservas energéticas. Putin bajó al tatami a abrazarse con los medallistas y Rusia lo vio por la tele. Todos los deportistas caucásicos cantaron el himno a pleno pulmón en el podio y pasearon sonrientes la bandera. Quizá seguían instrucciones, no lo sabremos y al caso de este texto viene a dar igual.

A mí estos símbolos nacionales básicamente me resbalan, significan poco más que una canción pretenciosa y un pedazo de tela. Pero convendrán conmigo en que todo valor añadido es poco para mantener cohesionado al país más extenso del planeta. Por hacernos una idea, el territorio de Rusia equivale a 35 veces el de España, donde ya todo nos parece muy complicado. Rusia tiene vecinos tan dispares como Suecia, Afganistán, Japón o Irán. Todo confluye en una ensalada de razas y religiones como nuestra perspectiva de nacionalismos provincianos difícilmente puede concebir.

Digo racial porque el caucásico medio dista bastante del estereotipo de ruso eslavo de nuestro imaginario colectivo. Son más bien bajitos, muy morenos, con el pelo corto y un espantoso flequillo lineal a mitad de la frente. Tipos duros; ética y genéticamente predispuestos a deportes de fuerza, que gozan de gran tradición en su tierra desde tiempos de la URSS: halterofilia, lucha grecorromana, judo o boxeo. Cuando hablo de compatriotas caucásicos no me refiero sólo a los nacidos en el actual territorio de Rusia, sino también a habitantes de antiguas repúblicas soviéticas nacidos aún en tiempos de la URSS: Turkmenistán, Georgia, Uzbekistán, Armenia… No pocos adquirieron la nacionalidad rusa cuando cayó el bloque y los demás son sencillamente inmigrantes.

Yo vivo en el centro de Moscú y uno aquí se cruza con pocos caucásicos por la calle. Viven en las afueras de la capital, es decir, a dos horas y media de transporte público, único lugar donde se pueden permitir pernoctar en esta ciudad de alquileres astronómicos. Unos traen heroína barata desde la frontera de Afganistán, otros son el músculo de clanes mafiosos y la mayoría son sencillamente trabajadores no cualificados que asumen los puestos que el resto rechaza (en Moscú hay prácticamente pleno empleo). Si en una noche de invierno me desvelo y miro por la ventana cuando el termómetro afuera pica 25 bajo cero, los veo limpiar con palas las calles de nieve para que unas horas más tarde puedan circular los Mercedes de sus compatriotas pudientes. Horarios perros, salarios basura… y el desprecio del ruso eslavo, que les mira por encima del hombro, como inmigrantes de segunda, cuando son tan rusos como el que más. Y es que el verdadero racismo en Rusia es interno…

Todos estos problemas, rencillas y desigualdades se aparcan durante dos semanas cada cuatro años, haciendo de Rusia un país un poco más unido. Es la magia de los Juegos Olímpicos.

Anuncios

2 comentarios to “El deporte como herramienta de cohesión”

  1. Nacho agosto 21, 2012 a 9:23 am #

    Muy buen análisis de la realidad deportiva rusa…..

  2. Mario agosto 22, 2012 a 8:28 am #

    Gracias, Víctor. Lo que describes tan bien, esa sociedad de la que hablas en la que hay clases tan diferenciadas, con unos roles tan diferentes y descompensados, es lamentablemente lo que nos rodea, desde EEUU a India, pasando por Somalia, China, Australia… Qué asco de mundo, la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s