100 días en Moscú

16 Abr

Hace casi un mes que no escribo en el blog. Podría esconderme detrás de un impersonal “he estado muy ocupado”, pero sería mentira. Simplemente soy un vago, ya me conocéis. Creo también que tras más de tres meses en Moscú, ya he superado la etapa inicial del todo me llama la atención y merece la pena ser contado.

Los abuelos enfundados en pantalones de flores y agarrados a una botella de vodka barato que me cruzo por la calle ya no me causan la misma impresión. En la boca del metro de mi casa hay una enorme estatua dedicada a Friedrich Engels junto a la mayor catedral ortodoxa del mundo, Cristo Salvador (ver foto). Los Mercedes de la mafia aparcados son parte del decorado urbano de mi barrio, con sus chofer KGB, lunas tintadas y el motor siempre encendido… Y así sucesivamente. Han pasado 100 días desde que llegué a Moscú, 100 días de crudo invierno ruso. Hoy hay 17 grados, suenan los Talking Heads y he abierto todas las ventanas de la casa para que entre por fin la primavera.

]

Anuncios

2 comentarios to “100 días en Moscú”

  1. anonimo abril 17, 2012 a 1:23 pm #

    100 días en Moscú y 17 líneas para conmemorarlo. Es cierto: ¡eres un vago!

  2. Bernardo abril 25, 2012 a 5:18 pm #

    ¿Es en serio lo de los mercedes la Mafia Rusa? A ver, Víctor, explícame a que has ido a Moscú en realidad. jaja Es broma.

    Saludos desde México.

    Bernardo Sandoval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s