Abierto hasta el amanecer

10 Feb

Hoy vamos a hacer la compra en Moscú. Si vives en el centro, es probable que tengas a una distancia caminable algún supermercado medio/grande. Si no, necesariamente coche y gran superficie en las afueras. No querrás caminar media hora a 20 bajo cero cargado como una mula… Peculiaridad primera: es habitual que los supermercados abran las 24 horas, para mayor gloria de noctámbulos y crápulas. Peculiaridad segunda: se venden cigarrillos. La cajetilla más popular ronda el euro, se produce en la India, su tabaco es fuerte y de una calidad ínfima, según me corroboran fuentes fiables.

Los precios en los supermercados son extremadamente heterogéneos. Existe en Rusia una fiebre por los productos extranjeros en todos los ámbitos, electrónica y automóviles se llevan la palma, el gran consumo no es excepción. Las importaciones están gravadas por fuertes impuestos arancelarios, lo que dispara los precios a veces hasta lo absurdo. Una bolsita de 200/300 gr de las más sencillas galletas italianas Molino Blanco cuesta al cambio unos 6 euros. La Papaya tropical (a medio madurar), a 11 euros el kilo. La botella de ginebra Bombay Saphire cuesta 98 euros. El litro de leche marca President está en 6,50 euros. No importa, es la moda, consumir productos extranjeros da prestigio y, de paso, asegura unos estándares mínimos de calidad (sello UE) que la comida rusa no garantiza.

Marca España


En el supermercado, la estrella son los artículos franceses (quesos, vinos, repostería) e italianos (pasta, salsas, galletas), un posicionamiento consecuencia del trabajo de fondo y a largo plazo en su imagen de marca en el extranjero. Precisamente el que nunca ha hecho nuestro país. Es deprimente comprobar la escasez de productos españoles, comparado con nuestros vecinos, en un mercado emergente y en cierto modo estratégico como el ruso. ¿Qué artículos ‘Made in Spain’ podemos encontrar? Aceite La Española (a 8 euros el medio litro), botellas de vino (a partir de 10 euros), queso curado Gª Vaquero y un jamón de serie B  a 120 euros/kilo que nadie compra, pese a que la charcutería es la sección más concurrida de todo el supermercado.

Para entender el sector gran consumo en Rusia hay que explicar el papel de los ‘PRODUKTI’, que es el nombre genérico de las pequeñas tiendas de ultramarinos, concepto en decadencia en España (o en manos de chinos) pero plenamente vigente todavía en Rusia. Regentadas habitualmente por señoras mayores (babushkas), estos establecimientos de barrio venden de todo un poco. Las garrafas de agua son su producto estrella (recordar que no conviene beber del grifo en Rusia). Aunque el verdadero negocio está en el alcohol. Puede que algún día no tengan pan o leche, pero nunca les faltarán 20 o 30 marcas de cerveza fría en la nevera. Algunas tiendas tienen licencia para vender alcohol de alta graduación (es decir, vodka). Las otras también lo venden, pero lo guardan en la trastienda…

Posdata: Las previsiones anuncian que este sábado será el día más frío del invierno en Moscú, con temperaturas mínimas de -28 en el centro y -35 en el extrarradio. Aserjé!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s